Es de vital relevancia el uso del transporte refrigerado, en los procesos de traslado en la industria alimenticia y farmacéutica. Ciertamente, esto puede ser la gran diferencia entre los grandes negocios o las pérdidas cuantiosas. Pero también existe una serie de recomendaciones para considerarse al llevar cargas con requerimientos especiales.  

Por lo general, las cajas refrigeradas son fabricadas con ciertas especificaciones, y pueden ser montadas en una gran variedad de transportes como camiones, trenes, contenedores, camionetas pick up, etc. Sus principales componentes son: condensador, compresor, válvula de expansión, evaporador y refrigerante.  

A continuación, enlistamos una serie de recomendaciones

  1. Revisar la temperatura de la carga antes de ingresarla en las cajas refrigeradas
  2. Utilizar el embalaje adecuado
  3. Confirmar que haya aire circulando por entre los empaquetados y no se generen zonas con distintas temperaturas
  4. Siempre confirmar que los operadores tengan el entrenamiento y certificación especializada para manejar los equipos
  5. Dar mantenimiento preventivo y correctivo al equipo, de manera continua. De ser necesario, renovarlo.